Columna El Cubilete: ¿Guerra de celos entre altos mandos por la captura de “El Marro”? 2 semáforos, un camino

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

EL CUBILETE

“A PONER TIRO”.- Pues resulta que los meros-meros mandos militares andan muy celosos con el operativo para capturar a “El Marro”.
Desde el primer momento, el Gobernador Diego Sinhué Rodríguez dejó claro que fue un operativo coordinado entre las fuerzas federales y el Estado, y el Presidente Andrés Manuel López Obrador ratificó la colaboración.

Pero dicen que el titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval quiso colgarse él solito la medallita.
Así que este martes, realizó una inédita presentación en la conferencia mañanera de AMLO, para presumir el trabajo de sus muchachos.
Tanto protagonismo buscaron, que al jefe militar no le importó exhibir detalles estratégicos, tácticos y operativos, como el número de elementos, el uso de drones de largo alcance, los grupos de élite.

“EL AS”.- La Fiscalía de Guanajuato está definiendo la estrategia jurídica contra “El Marro”. Por lo pronto está en manos de jueces locales para responder por los delitos del ámbito local como secuestro, robo y homicidio.
Además están recabando información de la banda criminal y se espera otro fuerte golpe en los próximos días a sus operadores financieros.

“CARABINA”.- La atención se centró en “El Marro”, pero volviendo a otra grave realidad, ahora vendrán un importante dilema para las autoridades locales sobre el Covid-19.
El Estado debe definir entre el “semáforo naranja” que le otorgó el desprestigiado Hugo López Gatell o mantener la alerta máxima con el “semáforo rojo”.
Con más de 1,400 muertos y 24 mil contagiados, el gobierno debe decidir ya entre una gradual reapertura para activar la economía, o seguir garantizado la salud de los guanajuatenses.
Zapatero a su zapato, por eso la decisión se dará entre la presión de los empresarios, y la cautela de los expertos de la salud.

También te puede interesar: Columna El Cubilete: ¿Por qué tan callado, Sheffield? Carlos Zamarripa vuelve a respirar tras captura de “El Marro”