Coraline, la película que se inspiró en una horrible historia real

Coraline, la película que se inspiró en una horrible historia real

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Llegó octubre y en este mes se desata un fervor por las historias de miedo y de terror debido a la cercanía con el Halloween (31 de octubre). Pero esto te dejará frío: “Coraline y la puerta secreta”, esa película animada que es del gusto de todos los pequeños (y también de los adultos), está inspirada en una historial real. ¿Ahora sí te dio miedo pensar en que te ponen ojos de botón?

Coraline sí existió y la trágica historia fue retomada por diferentes personas y autores para escribir relatos, leyendas, incluso libros de los cuales se inspiró el director, productor, guionista y animador cinematográfico estadounidense, Henry Selick, para su cinta en 2009.

Coraline, la película que se inspiró en una horrible historia real 1

Definitivamente, la verdadera historia de Coraline no es apta para niños, no trata de gatos negros que hablan o de ratoncitos que hacen trucos de circo. Se trata de algo mucho más obscuro, profundo y no, no tiene un final feliz como en la película.

La horrible historia de la verdadera Coraline

La película se basa en la novela del mismo nombre que fue escrita y publicada en el año 2002 por el británico Neil Gaiman, quien la recuperó de una historia real de su pueblo natal, el condado Hampshire, en Gran Bretaña.

La tétrica historia relata que a las afueras de Hampshire vivía una anciana con su nieta, quien tan solo tenía un par de días de nacida. El hijo y la nuera de aquella anciana lamentablemente murieron en un incendio, pero milagrosamente, la bebé se salvó de aquel fatal accidente en el pueblo.

Coraline, la película que se inspiró en una horrible historia real 2
Novela original de Neil Gaiman.

Pasaron los días, los meses y los años. De la mansión de la anciana jamás se vio a la niña salir a jugar, como lo haría cualquier pequeña. Su abuela la mantenía encerrada a piedra y lodo sin permitir que la gente se acercara a su casa y mucho menos dejaba que vieran a su nieta. Por ello, el resto de los habitantes de Hampshire la apodaron “La mala madre”.

Un grupo de niños sintieron mucha curiosidad por conocer a la niña que decían que vivía con la anciana, por lo que decidieron entrar a la casona y encontrarla. Una acción arrojada que, de saber lo que encontrarían, tal vez jamás lo hubieran hecho.

Esperaron hasta entrada la noche, cuando no había rastro de luz en la casa. Entraron con sigilo, pero no encontraron indicios de la niña. No había juguetes, ni ropa. Tan solo vieron una una vieja cuna. Se acercaron lentamente y lo que encontraron en su interior les congeló la sangre.

Coraline, la película que se inspiró en una horrible historia real 3

Era el cádaver de una bebé casi quemado en su totalidad. En las cuencas de los ojos tenía cosidos un par de botones y los labios de su pequeña boca estaban cosidos con hilo. Así se descubrió la verdad: la niña jamás sobrevivió al incendio. La anciana recuperó el cuerpo de la nena y se aferró a ella como si todavía tuviera vida.

TE PUEDE INTERESAR: Hombre desaparece en una cascada por grabar video de TikTok (video)

Los niños escaparon de la casa y le contaron a sus padres lo que encontraron en la casa de la anciana, quien finalmente fue llevada a un hospital psiquiátrico, en el que permaneció el resto de sus días.

TE PUEDE INTERESAR: Maestra le grita a sus alumnos como Leticia Mondragón (Paco de Miguel) y la “suspenden” (video)

“Coraline y la puerta secreta” es mucho más que una simple película animada para los pequeños, es mucho más que una animación de temporada para Halloween. Es una historia que pasó en la vida real y que, de ahora en adelante, te harán ver el film con otros ojos y no serán precisamente botones.