Guanajuato presenta una denuncia contra la refinería de Salamanca

refineria-salamanca-guanajuato-denuncia

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

El gobierno panista de Guanajuato presentó una denuncia penal en la Fiscalía de la cuarta transformación por el delito de daños ambientales provocados por la emisión de contaminantes debido al uso de combustóleo en los procesos productivos de la Central Termoeléctrica de Salamanca y de la Refinería Ingeniero Antonio M. Amor.

Esto ha provocado un aumento en las concentraciones de dióxido de azufre en los municipios de Salamanca, Irapuato y Celaya, aseguró Anselmo Conejo Cornejo, encargado del Despacho de la Procuraduría Ambiental y Ordenamiento Territorial.

Explicó que las denuncias buscan la reparación de los daños ambientales y de salud provocados por las altas concentraciones de dióxido de carbono por la quema de combustóleo para hacer funcionar a la Central Termoeléctrica de Salamanca.

“Básicamente lo que se está solicitando es una reparación del daño en específico con el tema ambiental y de salud, en este tema nosotros como denunciantes, deberá la Fiscalía General de la República iniciar un procedimiento contra quien resulte responsable; sin embargo, en nuestra denuncia nosotros señalamos responsables a la Comisión Federal de Electricidad y a la Refinería Antonio M. Amor”, señaló Conejo Cornejo.

La denuncia penal fue presentada el 22 de marzo, tal como lo marca la Ley de Responsabilidad Ambiental, es decir, que fue de manera formal y por escrito en contra de quienes resulten responsables.

El límite máximo de exposición a una hora es de 75 ppb, pero el 19 de marzo pasado se presentaron niveles elevados que pusieron al gobierno en alerta para la activación de una precontingencia ambiental, ya que durante 24 horas seguidas el promedio fue de 110 ppb.

De acuerdo con un análisis, Salamanca contribuye con 88% de emisiones de dióxido de azufre de todo el estado.

Por su parte, Isabel Ortiz Mantilla, secretaria de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, explicó que es la primera vez que se presenta este tipo de denuncia penal en Guanajuato y, señaló que fue debido a las omisiones y a la falta de información por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Petróleos Mexicanos, Comisión Federal de Electricidad e incluso la Secretaría de Energía.

Las afectaciones y efectos secundarios han comenzado a sentirse también en los municipios de Irapuato y Celaya, advirtió la funcionaria estatal.

La funcionaria asegura que en 2020 las emisiones de dióxido de azufre a la atmósfera presentaron durante 116 de los 365 días del año emisiones por encima de los límites recomendables, provocando daños a la salud de la población, tales como afectaciones a las funciones pulmonares, irritación ocular, secreción mucosa, agravamiento de asma y bronquitis crónica, e inclusive ya hay estudios qué hablan de cómo la contaminación atmosférica puede generar agravantes para el covid-19.

“El estudio de un académico de la universidad de Guanajuato habla de cómo niños de 6 a 14 años tienen afectación pulmonar a largo plazo, sobre todo en las escuelas cercanas a la termoeléctrica; hay otros estudios que hablan de cómo la contaminación atmosférica genera agravantes al tema de covid”, agregó la Secretaria de Medio Ambiente en el estado.

Te puede interesar: ‘Huachicoleros’ operaban refinerías de Pemex

La respuesta de la refinería

Ortiz Mantilla dio a conocer que el 22 de marzo, Pemex les respondió que sus procesos seguían de manera normal y que, si había altas concentraciones de dióxido de azufre en Salamanca, probablemente sería por la movilidad de vehículos o bien por las ladrilleras que están en el municipio.

Ante esta respuesta, la Secretaría de Medio Ambiente sostuvo que esto no era posible, en primera porque las ladrilleras y el humo de los vehículos emiten partículas PM10 y las que están en el aire son PM 2.5, es decir, dióxido de azufre.

Detalló que en total fueron enviados 11 oficios para solicitar información sobre los procesos que se llevan a cabo en la Central Termoeléctrica de Salamanca y la Refinería Ingeniero Antonio M. Amor y al no recibir respuesta, se determinó interponer la denuncia penal.