Suman 9 muertos del tiroteo en sucursal de FedEx, EU

Subió a 9 la cifra de muertos que dejó el tiroteo reportado durante la noche del jueves 15 de abril en una sucursal de FedEx, de Indianápolis, EU, en la que el tirador se suicidó después del ataque.

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Subió a 9 la cifra de muertos que dejó el tiroteo reportado durante la noche del jueves 15 de abril en una sucursal de FedEx, de Indianápolis, EU, en la que el tirador se suicidó después del ataque.

Otras 4 personas fueron hospitalizadas de gravedad tras ser alcanzadas por las balas del tiroteo, sin embargo al menos dos de ellas fueron dadas de alta tras recibir atención médica esta madrugada.

Los hechos ocurrieron cuando la policía de Indianápolis recibió reportes de un tiroteo en la sucursal de FedEx Ground ubicada cerca del aeropuerto del estado aproximadamente a las 20:00 horas.

El sujeto que inició el tiroteo se suicidó

La vocera de la policía de Indianapolis, Genae Cook, explicó que al llegar al lugar encontraron el tiroteo activo y a un sujeto con armas largas disparando al aire, por lo desplegaron policías en el lugar y acordonaron el exterior del edificio de FedEx.

Subió a 9 la cifra de muertos que dejó el tiroteo reportado durante la noche del jueves 15 de abril en una sucursal de FedEx, de Indianápolis, EU, en la que el tirador se suicidó después del ataque.
Subió a 9 la cifra de muertos que dejó el tiroteo en una sucursal de FedEx, de Indianápolis.

Te puede interesar: VIDEOS: 10 muertos en el tiroteo del supermercado King Soopers

Pocos minutos después de que la policía llegara a la zona, se reportó que el tirador se había suicidado y de acuerdo a lo informado hasta el momento, aún se desconoce la identidad del tirador y si este era empleado de FedEx.

La empresa explicó en un comunicado que está colaborando con las autoridades y que seguirán en busca de mayor información sobre el incidente y qué lo motivó.

“Estamos al tanto del trágico tiroteo en nuestras instalaciones de FedEx Ground cerca del aeropuerto de Indianapolis. La seguridad es nuestra principal prioridad, y nuestros pensamientos están con todos los afectados”.

Los familiares de las víctimas esperaban noticias de sus seres queridos en un hotel de la zona. Algunos dijeron que los empleados no tienen permitido tener el celular durante su turno de trabajo, lo que dificultó poder contactar con ellos, reportó la televisora WTHR-TV.

Una emisión en vivo de medios locales mostró que el estacionamiento en el exterior del edificio estaba acordonado con cinta policial.

Un testigo que dijo que trabajaba allí contó en declaraciones a WISH-TV que vio a un hombre con un arma luego de escuchar varios disparos.

“Vi a un hombre con algún tipo de metralleta, un rifle automático, y estaba disparando al aire”, contó Jeremiah Miller.

Otro hombre relató a la cadena que su sobrina estaba sentada en el asiento del conductor de su auto cuando comenzaron los disparos y que resultó herida.

“Le dispararon en el brazo izquierdo”, afirmó Parminder Singh. “Ella está bien, ahora está en el hospital”.

Según Singh, su sobrina no conocía al tirador.

Este fue el último de una serie de tiroteos masivos registrados en el país en los últimos meses. Ocho personas fueron asesinadas en locales de masajes en la zona metropolitana de Atlanta y otras 10 murieron en una balacera en un supermercado en Boulder, Colorado, el 22 del mes pasado.

Este fue el tercer tiroteo masivo del año en Indianapolis. Cinco personas, una de ellas embarazada, murieron por disparos en enero y un hombre fue acusado de matar a tres adultos y a un menor antes de secuestrar a su hija durante una discusión en una casa en el mes de marzo.

A finales del mes pasado, cuatro personas, entre ellas un niño, fueron asesinadas a tiros en un edificio de oficinas del sur de California.