Sequía 2021 azota la entidad de Guanajuato y deja al descubierto ruinas de pueblos del pasado

sequía

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
La sequía que azota al estado de Guanajuato desde principios de año parece no terminar y las altas temperaturas que rebasan los 35° dan pie a que la crisis hídrica esté presente en todos los municipios guanajuatenses, en donde las presas están a niveles muy bajos y que por tal motivo, en algunas de ellas empiezan a aparecer vestigios de templos de pueblos pasados. 

Uno de los municipios más grandes de Guanajuato es el de León y por lo tanto el más poblado, por lo que la sequía está castigando las presas con las que se alimenta la mancha urbana. Y aunque en algunos estados la lluvia ya les llegó, la entidad guanajuatense no ve la hora en que las lluvias caigan. 

La sequía trae como consecuencia que varias colonias sufren de escasez de agua, a veces solo tienen el servicio por algunas horas o pasan días sin el vital líquido. 

sequía

Uno de los muchos ejemplos es el canal de La Sardaneta que luce completamente seco; así se vive la sequía en León.

Ya desde el 2019 se advertía de esta situación en la página web www.aguas.org.mx en donde se publicó un artículo que puntualiza el problema de la escasez de agua y la crisis que podría ocasionar.

“Estudios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) indican que México se ubica en el séptimo lugar a nivel mundial en extracción de agua, con el 76 por ciento de la producción destinada a la agricultura y la ganadería, 9.6 por ciento para la actividad industrial y el 14.4 por ciento restante para consumo público”.

sequía

El problema es a nivel nacional y presas importantes por su magnitud, como la del Palote en la capital del estado se encuentran por debajo de su nivel y muchas otras ya comienzan a secarse totalmente. Hasta el momento, la única esperanza es la lluvia, que quizá llegue para mediados de mayo o junio.

Los pueblos perdidos que aparecen con la sequía

Y con la falta de agua, las presas bajan sus niveles de agua hasta el mínimo y dejan al descubierto ruinas de pueblos del pasado que fueron testigos de épocas en donde el agua era abundante y nadie se esperaba la falta del vital líquido.

El Templo de la Virgen de los Dolores, cuya edificación data de mediados del siglo XIX, quedó al descubierto en la presa la Purísima debido a la sequía.

El templo, que combina los estilos neoclásico y barroco, era el corazón de la comunidad del Zangarro, relevante desde la época virreinal porque ahí se situaban oficinas del registro civil y la vicaría de la entonces conocida como Villa Real de Mina de Guanajuato. 

Pero el pueblo llegó a su fin en 1979 cuando una orden presidencial marcó su destino inundandolo todo, junto con el templo. 

Los pobladores fueron reubicados cerca y las 1,200 hectáreas fueron llenadas con agua y así nació la presa La Purísima. 

El templo es un atractivo turístico de la zona, ya que en temporadas secas, se puede acceder a las ruinas y en ocasiones encontrar algún que otro “tesoro” por el lugar en donde antes estaba el pueblo de Zangarro. 

“Cuenta la historia oral que les costó mucho irse del lugar, más que por las construcciones, por el sentido de pertenencia al lugar. (…) Unos cuantos se resistieron hasta que vieron que ya era una realidad que el agua llegaría para cubrir todo el poblado” 

“Se han encontrado cosas, aunque ya está muy saqueado, imagínate, estamos hablando desde 1979 hasta hoy ya ha pasado bastante tiempo, sin embargo, no hace falta quien diga me encontré una medalla de oro, flotaron tales cosas, etcétera” 

directora del Archivo Municipal Dulce Vázquez.  

Lee esto: San Luis Potosí replicará el Observatorio Turístico del estado de Guanajuato