Sequía en presa deja al descubierto un panteón

La presa está completamente seca, tanto que dejó al descubierto un panteón.

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

El fenómeno no es nuevo, pero tampoco es lo suficientemente común como para no llamar la atención.

Sobre el lecho de la presa Bacurato emergen unas tumbas que los bajos niveles de agua que tiene este embalse han dejado ver.

Félix Pérez Castro, pescador y guía de turistas de Bacurato, compartió en sus redes sociales fotografías y un video donde se observan las tumbas del panteón de Terahuito, uno de los pueblos que con la construcción de la presa en la década de los 80 fueron reubicados, en este caso al municipio de Guasave.

El fenómeno no es nuevo, pero tampoco es lo suficientemente común como para no llamar la atención.
El fenómeno no ves nuevo, pero tampoco es lo suficientemente común como para no llamar la atención.

La tierra se ve reseca y el paisaje lo dominan algunos troncos de árboles igualmente secos, y las tumbas donde generaciones pasadas de este pueblo fueron sepultadas, mientras que al fondo se ve el espejo de agua en zonas todavía más bajas.

De acuerdo con el reporte de este lunes del Organismo de Cuenca Pacífico Norte de la Comisión Nacional del Agua, la presa Gustavo Díaz Ordaz, como se llama oficialmente, almacena actualmente 182.6 millones de metros cúbicos de agua que la ubica al 11.2 por ciento de su capacidad de conservación de mil 618.8 millones de metros cúbicos.

En días pasados, la Alcaldesa de Sinaloa, María Beatriz León Rubio, visitó el embalse y atestiguó los bajos niveles en los que se encuentra.

“Quisimos venir a supervisar nuestra presa de Bacurato y nos encontramos con una triste noticia, vean cómo han venido bajando los niveles de agua que tiene la presa y con ello se viene arrastrando la sequía que venimos viendo en todo el municipio de Sinaloa”, expresó.

La Presidenta Municipal dijo que no se puede luchar contra la naturaleza, pero lo que sí se puede hacer es tener cuidado cada comunidad en el manejo del agua, porque los mantos freáticos están muy por debajo de sus niveles.

“La fe es más grande que todas las cosas y esperemos en Dios que las lluvias se aproximen muy pronto y que nosotros podamos otra vez ver la riqueza con la que cuenta la presa de Bacurato donde muchas familias son beneficiadas”, manifestó.

León Rubio llamó a reflexionar un poquito y cuidar mucho el agua potable, no desperdiciarla para poder tener un buen suministro.

La presa es conocida por ser una zona de pesca deportiva.

Te puede interesar: Caravana Internacional de Búsqueda de Personas llega a Guanajuato