Médicos despedidos instalan plantón

Médicos que atendieron a pacientes con Covid-19 y fueron despedidos luego de bajar los contagios instalaron un plantón frente a Palacio Nacional, en demanda de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador cumpla la promesa de brindarles estabilidad laboral.

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Médicos que atendieron a pacientes con Covid-19 y fueron despedidos luego de bajar los contagios instalaron un plantón frente a Palacio Nacional, en demanda de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador cumpla la promesa de brindarles estabilidad laboral.
 
Según los inconformes, 39 personas, entre médicos, enfermeros y afanadores, fueron contratados por la pandemia en el Hospital Covid-Insabi 25, en Oaxaca.
 
 “Fue una promesa que Andrés Manuel López Obrador, nuestro Presidente, dijo que todo personal de primera línea, que estuviera atendiendo a pacientes Covid, íbamos a ser recontratados, que a ninguno se les iba a dejar desamparados, sin trabajo, pero aquí nos estamos quedando, soportando el frío y la lluvia porque no tenemos trabajo”, dijo la enfermera Dayana Álvarez Antonio.
 
 “Los 39 que trabajábamos en el hospital y no teníamos planta, todos estamos aquí pidiendo que por favor nos ayude. Los pacientes nos conocen, nosotros estuvimos atendiendo a pacientes Covid en el istmo de Tehuantepec, específicamente, en el Hospital Insabi número 25, y en el Hospital de Zona de Ciudad Ixtepec”.
 
En entrevista, Álvarez informó que las protestas de médicos en Palacio Nacional empezaron el pasado 18 de junio y poco a poco sus compañeros han llegado y ante la falta de respuesta, decidieron instalar un plantón.
 
 La enfermera sostuvo que el pasado 15 de junio terminó su contrato y al momento no tienen certeza de que será renovado, y están en la incertidumbre.
 
 “No nos dan una respuesta concreta de que todos vamos a ser contratados, porque al final, todos arriesgamos nuestra vida, también arriesgamos la de nuestra familia. Sé que estudiamos para ayudar al prójimo, pero también López Obrador dijo que no nos preocupáramos”, aseveró.
 
 Previo a la pandemia, comentaron, ejercían la práctica privada, eran vacunadores, y dejaron sus trabajos para atender la pandemia, mientras algunos empleados de base se negaron, y todo por la promesa de estabilidad laboral.
 
 “Nosotros somos los que decidimos arriesgarnos, porque como sabes casi nadie conocía de la enfermedad. Nosotros nos arriesgamos por la esperanza de tener estabilidad. Se abrió la convocatoria y usted sabe que casi nadie quería entrar a trabajar y los que eran médicos especialistas ni siquiera se atrevieron”, añadió Álvarez.
 
 “Aquí (en el plantón) hay médicos generales y enfermeras. Hicimos trabajo de médicos intensivistas, de enfermeras intensivistas, porque ningún médico, casi nadie quiso atender en la pandemia, prefirieron guardarse en su casa y metieron cláusulas para no trabajar, nosotros, los que dimos la cara, ahora estamos en la calle”.

Hasta el momento, les han recibido la carta dirigida al Presidente en el área de Atención Ciudadana, y se reunieron con funcionarios de Recursos Humanos del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), donde entregaron una lista, pero sólo consiguieron burlas por lo que decidieron plantarse afuera de Palacio.

“Vayan a envolver bien su quesillo, nos dijo el de Recursos Humanos, como burlándose y a nosotros no nos pareció, sentimos que es como una ofensa, una burla, y pues dijimos que hasta que nos atiendan vamos a estar acá. Dicen que regresemos a Oaxaca y que esperemos, nos dicen que hasta por dos meses, pero no tenemos trabajo”, advirtió Álvarez.

Agencia Reforma

Te puede interesar: Variantes de Covid-19 tienen presencia en 25 municipios de Guanajuato