El informe Coneval debe cambiar, asegura AMLO, pues él “tiene otros datos”

La pandemia de coronavirus provocó el aumento en 3.8 millones de mexicanos en situación de pobreza y 2.1 millones de personas en pobreza extrema en los dos primeros años de este gobierno, de acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval)

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

La pandemia de coronavirus provocó el aumento en 3.8 millones de mexicanos en situación de pobreza y 2.1 millones de personas en pobreza extrema en los dos primeros años de este gobierno, de acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Así lo afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador al señalar que se deben transformar las formas de medición de la pobreza, porque al respecto dijo tener “otros datos” para medir los indicadores de pobreza, pues Coneval no tomó en cuenta la crisis sanitaria como causa de la caída de la economía.

Según información que presentó Coneval, entre 2018 y 2020, el porcentaje de la población en situación de pobreza aumentó de 41.9% a 43.9%, con lo cual se pasó de 51.9 a 55.7 millones de pobres, que representa un aumento de 3.6 millones de personas.

Durante su conferencia de prensa en Los Cabos, Baja California Sur, criticó que Coneval no tome en cuenta otros indicadores para medir la pobreza como el bienestar de la gente ya que tiene otros datos, que se refiere a los apoyos que otorga su gobierno a los pobres.

Según el informe de Coneval, se incrementó la pobreza extrema de 7% a 8.5% entre 2018 y 2020, lo que representa un crecimiento de 8.7 a 10.8 millones de personas en pobreza extrema en los dos primeros años de este gobierno.

López Obrador comentó que “esto es producto de la crisis sanitaria y de la crisis económica que afectó mucho a ciertos sectores. La economía el año pasado se cayó 8.5%, como no había ocurrido desde 1930 del siglo pasado, casi 100 años que no se veía, o se padecía una crisis así”.

Refirió el jefe del Ejecutivo que la pandemia le pegó muy fuerte al turismo, comercio, restaurantes, industria, excepto el sector agropecuario, que incluso creció 2%. Puntualizó que aunque se avanza en la recuperación económica, debe modificarse la forma de medición del bienestar.

“Vamos saliendo adelante. También debe modificarse la forma de medición sobre bienestar, no depender todo lo relacionado con el bienestar sólo con indicadores económicos, tengo mi manera de medir, ahora sí que tengo otros datos”.

Destacó que es lo que vale su gobierno no se ha devaluado el peso, se aumentó el salario mínimo, mejoró el poder adquisitivo y se destinan más recursos para apoyar a los que más lo de necesitan.

“Antes sacrificaban una res los domingos, porque no se vendía, ahora son dos porque la gente tiene su dinerito en la pandemia, no hubo asaltos de comercios, se garantizó que la gente tuviera lo básico, no tuvimos crisis de consumo”.

De acuerdo a las cifras del Coneval, aumentó la pobreza en los sitios turísticos, como Los Cabos, Acapulco, Puerto Vallarta y Cancún. Se cayó 8.5% la economía, lo que no ocurría desde 1930.

“Afortunadamente ya estamos en la recuperación de la aviación, la industria pesada. Los pronósticos de crecimiento van más allá del 6 por ciento; hasta el FMI modificó sus pronósticos y aumentó a 6.3% y también debe modificarse la forma de medición sobre el bienestar, no depender de los indicadores económicos. Tengo otros datos.

“¿Cuándo se había distribuido tanto para apoyar a los pobres? Nunca, afirmó. Once millones de estudiantes tienen beca, más de 400 mil campesinos reciben un jornal de 5 mil pesos en Sembrando vida, 2 millones de jóvenes construyendo el futuro que perciben un salario mínimo y 70% de los hogares reciben un apoyo, como la pensión a adultos mayores”, concluyó.

Te puede interesar: López Obrador asevera que consulta sobre revocación de mandato en 2022 va aunque digan que la ley no sea retroactiva