Paros técnicos en armadoras afectarían 100 mil empleos en Guanajuato

La falta de microcomponentes para las armadoras de autos podría impactar en sus ingresos hasta a 100 mil trabajadores de esta industria en Guanajuato, además de que ha derivado de que las agencias automotrices cuenten con un inventario promedio de solo el 30 por ciento.

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

La falta de microcomponentes para las armadoras de autos podría impactar en sus ingresos hasta a 100 mil trabajadores de esta industria en Guanajuato, además de que ha derivado de que las agencias automotrices cuenten con un inventario promedio de solo el 30 por ciento.

Así lo dio a conocer el presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) en el estado, Arturo González Palomino, quien recordó que la carencia de estos dispositivos ha llevado a las armadoras de General Motors y Toyota en el estado a realizar paros técnicos.

Refirió que estas pausas, aunadas a la reducción en la producción general en las armadoras automotrices, han generado que algunas personas que laboran en ellas reciban solo la mitad de su sueldo, les hayan dado vacaciones adelantadas o incluso dejen de percibir sus ingresos por cada semana que la fábrica no esté en funcionamiento.

Falta de chips afecta a armadoras

Lo preocupante, añadió, es que los fabricantes de microcomponentes como Toshiba y Cisco prevén que esta escasez se prolongue al menos durante 12 o 18 meses, afectando a las armadoras.

Esto significaría que no solo que los problemas de los trabajadores seguirían, sino también la falta de inventario en las agencias de autos, que en el caso de Guanajuato, no rebasa el 30 por ciento, según comentó González Palomino.

“Podríamos continuar con paros técnicos hasta 18 meses más, lo cual podría ser un impacto muy fuerte entre quienes colaboran en la industria automotriz, y nosotros como distribuidores de automotores también estamos preocupados porque no tenemos productos que vender, y si no vendemos no tenemos forma de mantener nuestras plantillas laborales”, dijo.

El Presidente de la AMDA en la entidad reconoció también que el panorama luce complicado si se considera que contar con una planta que fabrique estos microchips en Guanajuato sería una estrategia de largo plazo, pues requiere una inversión estimada de 9 mil millones de dólares y cerca de 10 años para que pueda poner ser puesta en marcha.

Te puede interesar: Alcanza Sinhue 56% de su meta sexenal en inversiones para Guanajuato