Proponen sancionar agresión a mujeres con sustancias corrosivas o inflamables

Las diputadas Yulma Rocha Aguilar, Dessire Ángel Rocha y Martha Ortega Roque presentaron una iniciativa de reforma legal para sancionar las agresiones que sufran mujeres con ácido u otras sustancias corrosivas.

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Las diputadas Yulma Rocha Aguilar, Dessire Ángel Rocha y Martha Ortega Roque presentaron una iniciativa de reforma legal para sancionar las agresiones que sufran mujeres con ácido u otras sustancias corrosivas.

Esto, a través de modificaciones a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para el Estado para incluir como violencia física el uso de sustancias corrosivas, tóxicas o inflamables. Y al Código Penal estatal, con el fin de añadir como agravante de las lesiones el supuesto de que éstas se realicen mediante el empleo de dichas sustancias.

Al dar lectura a la exposición de motivos durante la sesión de la Diputación Permanente, la diputada Yulma Rocha expresó: “En los ataques con ácido su propósito no es matar, sino torturar, lo cual da claro ejemplo de violencia machista”.

Aunque reconoció que en Guanajuato sólo ha habido dos ataques de este tipo recientemente, hay indicios muy claros del incremento de la violencia contra las mujeres, pues estamos entre los Estados con más delitos contra este sector de la población.

Señaló que la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia actualmente reconoce 14 tipos de violencia que se ejercen contra las mujeres por razón de género.

Yulma Rocha Aguilar indicó que, aunque existe gran variedad de sustancias corrosivas, las usadas más comúnmente para cometer esos ataques son el ácido sulfúrico y el ácido clorhídrico, y que esos ataques esencialmente no tienen como finalidad matar a la víctima, sino desfigurarla, condenarla y marcarla de por vida, manteniéndola constantemente en un gran dolor físico y en un indescriptible sufrimiento psicológico.

“Del análisis de estas agresiones se pueden identificar patrones similares; usualmente, las víctimas son mujeres, las sustancias son arrojadas en el rostro con la intención de causar su desfiguración y quienes los cometen o los planean resultan ser conocidos o personas cercanas a la víctima, ya sea porque mantienen o mantuvieron una relación sentimental, afectiva, laboral, escolar o familiar”, enfatizó la diputada.

También dijo que varios estados del país como Aguascalientes, Ciudad de México, Colima, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tlaxcala y Yucatán, ya contemplaban explícitamente en su Código Penal el agravante para el delito de lesiones en el supuesto de que se hayan cometido con sustancias corrosivas.

La iniciativa se turnó a las Comisiones Unidas de Justicia y para la Igualdad de Género para su estudio y dictamen.

Te puede interesar: Entregan equipamiento a corporaciones de seguridad en 15 municipios de la zona centro del estado