El crimen organizado ahora se dedica al robo de limón, licor, aguacate y hasta cerdos

El crimen organizado dedicado al robo de transporte de carga en el País está enfocando sus blancos en camiones que transportan productos alimenticios

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

El crimen organizado dedicado al robo de transporte de carga en el País está enfocando sus blancos en camiones que transportan productos alimenticios, los cuales pueden vender más fácilmente en el mercado ilegal, desde limón hasta abarrotes y vinos.

Empresarios, expertos y fuentes de la Guardia Nacional (GN) confirmaron que en los últimos meses el robo en carreteras aumentó y se orientó a productos como el limón, aguacate, abarrotes, cerdos vivos y vinos y licores.

Aunque también son blanco las unidades que transportan material de construcción, hidrocarburos y telas.

“Esos productos son altamente redituables para la delincuencia porque los pueden comercializar de inmediato”, dijo Javier Robles, director de Relaciones Públicas de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial.

Conforme su cruce de registros, en lo que va del año en el Edomex se reportaron mil 500 robos a transporte. El segundo lugar lo ocupa Michoacán, con 332 robos, seguido de Puebla con 261, mientras que Nuevo León, Jalisco y San Luis Potosí alcanzan 114 atracos cada uno, Morelos 80 y Veracruz 62.

Fuentes de la Guardia Nacional que elaboran los reportes de emergencia de camioneros por robo con violencia en carreteras, estiman un incremento de ese delito de hasta 23 por ciento sólo tres estados en lo que va de 2022.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), al cierre del año pasado se reportaron 8 mil 762 carpetas de investigación por robo a transportista, de las cuales 7 mil 421 fueron con violencia al operador.

Los tramos más peligrosos, conforme al mapeo de las autoridades y de transportistas, son los que van de Monterrey a la frontera de Tamaulipas con EU, le siguen las vías de Guanajuato que cruzan Salamanca, Celaya, Pénjamo e Irapuato, también la vía Querétaro-Celaya, la México-Querétaro, las de Puebla a la Ciudad de México, la México-Veracruz y prácticamente todas las carreteras del Estado de México.

“Un tramo de los más peligrosos es el que va de la zona conurbada de Monterrey a Nuevo Laredo o Reynosa, en Tamaulipas; ahí (los delincuentes) van a las zonas de carga de los transportistas, les exigen pagar extorsión o piso, o de lo contrario los amenazan con robar la carga y secuestrar al conductor”, alertó Clemente Villalpando, representante la empresa “Bajío de Express y Carga Culiacán”.

“Y los robos y amenazas no se reflejan en las denuncias porque están amenazados, los conductores y empresarios”, lamentó.

El Estado de México predomina con el 54 por ciento del total de robos con violencia a transportistas con 4 mil 47 de los 7 mil 421 del total reportados el año pasado, mientras que Michoacán mantiene la misma tendencia de 4 mil robos anuales, de acuerdo a las cifras oficiales.

Te puede interesar: Tras casa gris, aumenta desaprobación de López Obrador y baja la confianza en él