Bancos de Rusia serán desconectados del sistema SWIFT, acuerdan EU y Unión Europea

Las naciones occidentales acordaron aplicar nuevas sanciones drásticas destinadas a aislar aún más la economía y el sistema financiero de Rusia

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Las naciones occidentales acordaron aplicar nuevas sanciones drásticas destinadas a aislar aún más la economía y el sistema financiero de Rusia después de que las sanciones iniciales no lograron convencer al presidente Vladimir Putin de retirarse de Ucrania.

El sábado se anunció en un comunicado conjunto la decisión conjunta de desconectar a algunos bancos rusos del sistema de mensajería SWIFT, utilizado para transacciones por valor de billones de dólares entre miles de bancos de todo el mundo. La medida está dirigida a los bancos rusos que ya han sido sancionados por la comunidad internacional, pero puede ampliarse a otros bancos rusos, si es necesario, según un portavoz del gobierno alemán.

Además, las naciones dijeron que actuarían juntas para imponer “medidas restrictivas que evitarán que el Banco Central de Rusia despliegue sus reservas internacionales de manera que socaven el impacto de nuestras sanciones”.

A medida que avanza el conflicto en Ucrania, ha surgido un consenso para evitar que Rusia use las tuberías del dinero moderno y aislarlo como un paria similar a Irán, Venezuela y Corea del Norte. Estados Unidos y sus socios europeos se concentraron en una posible fuente de efectivo para el gobierno en los 643 mil millones de reservas del banco central que Putin había acumulado antes de su ataque.

Las cosas se están moviendo rápido contra Rusia

“Es probable que sancionar al banco central de Rusia tenga un efecto dramático en la economía rusa y su sistema bancario, similar a lo que vimos en 1991″, dijo Elina Ribakova, economista jefe adjunta del Instituto de Finanzas Internacionales. “Es probable que esto conduzca a corridas masivas de bancos y dolarización, con una fuerte liquidación, drenaje de reservas y, posiblemente, un colapso total del sistema financiero de Rusia”.

Todos los bancos rusos que ya hayan sido sancionados por la comunidad internacional y, si es necesario, otros bancos rusos serán excluidos del sistema de servicio de pago internacional SWIFT.

Occidente está poniendo un dominio financiero sobre Rusia mientras Putin apaga cualquier esperanza de diplomacia para poner fin a los combates en Ucrania al ordenar a su ejército que siga adelante el sábado.

Te puede interesar: Rusia amenaza a Finlandia y Suecia si se unen a la OTAN