Corchito, un lomito que acompaña a clientes en un bar

Corchito, cuya historia se hizo viral en redes sociales debido a que se ha convertido en la compañía favorita de los clientes de un bar en Argentina.

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
Los perros son considerados como uno de los animales de compañía más leales y, aunque muchos lamentablemente sufren de abandono, otros han encontrado una segunda oportunidad. Tal es el caso de Corchito, cuya historia se hizo viral en redes sociales debido a que se ha convertido en la compañía favorita de los clientes de un bar en Argentina.

Corchito es un perro de raza aparentemente mestiza, pero con una gran sensibilidad y carisma. Tiene alrededor de ocho años y desde hace tiempo es un animal de compañía en el Bar Dickens, ubicado en Chivilcoy, Argentina.

De acuerdo con los dueños del lugar, este animal llegó con ellos debido a que su hogar original se encontraba a unas cuadras de donde está el bar. Desafortunadamente su familia se mudó de casa y lo dejaron abandonado a su suerte deambulando en las calles. Posteriormente, una vecina lo adoptó y vivió con ella y otros perros que le pertenecían a la señora, pero Corchito nunca logró adaptarse al ambiente, ni pudo convivir adecuadamente con sus compañeros caninos, por lo que regresó a las calles.

Al final Corchito cambió su destino y fue adoptado por el bar Dickens, un lugar donde acuden los clientes a comer, beber una copa o tomar un café.

Los comensales comentaron a medios locales que al principio el perro se encontraba a las afueras del local y los dueños lo alimentaban. Poco a poco se fue haciendo conocido en el sitio y se acercaba a los visitantes que se encontraban solos o a las familias para hacerles compañía.

Hoy la presencia de Corchito se ha convertido en el sello distintivo del bar, incluso los clientes ya no sólo acuden para consumir algo en el lugar, sino para disfrutar de la compañía del perro, quien, con su carisma y bondad, le hace pasar un buen rato a cualquiera que se acerca, aunque, según se dice, prefiere a los que están solos.

Tanto ha sido su éxito que el bar ya tiene una escultura de Corchito en su frente, junto a otra del escritor Charles Dickens; además, en sus redes sociales no dudan en compartir imágenes del can.

Te puede interesar: La Feria de las Fresas 2022 ya tiene a sus estrellas invitadas