¿Cuánto tardan en prescribir las deudas hechas con tarjetas de crédito?

La prescripción de deudas es una acción ejecutiva que ocurre después de un plazo determinado por la ley e implica que se extingue el derecho de cobro

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email
La prescripción de deudas es una acción ejecutiva que ocurre después de un plazo determinado por la ley e implica que se extingue el derecho de cobro de deudas sobre bienes muebles e inmuebles, pero, ¿cuánto tarda en ocurrir este proceso con los adeudos provenientes de tarjetas de crédito?

De acuerdo con el Código Civil Federal, en su artículo mil 152, la prescripción de deudas puede tardar de 5 a 10 años, después de que cualquier institución bancaria comience un proceso legal en contra del deudor.

El tiempo dependerá del tipo de posesión: 5 años para casos de posesión de buena fe, y 10 años para la posesión de mala fe. La buena y mala fe dependen de tener un título suficiente sobre el bien mueble o inmueble que será prescrito.

En el caso específico de las tarjetas de crédito, BBVA argumenta que la prescripción puede comenzar a los 3 años de haberse comenzado el proceso en contra del deudor, y es a los 5 cuando comienza la acción ejecutiva. “Después de ese tiempo la deuda prescribe y el acreedor no puede reclamarla”, señaló la institución bancaria en su blog.

Una vez otorgada la prescripción de la deuda, el banco debe entregar un pagaré al deudor.

BBVA asegura que la prescripción no significa que la deuda desapareció, únicamente elimina el derecho del acreedor de cobrarla. Además, el no pagar la deuda “podría afectar el historial crediticio”, argumenta la empresa.

¿Qué puedes hacer para evitar las deudas y el proceso de prescripción?

BBVA pone a la mano una serie de tips para organizar mejor tus finanzas y hacer uso responsable de los plásticos, estos son los siguientes:

Revisa tus gastos mensualmente.

Categoriza tus gastos en “obligatorios” y “no obligatorios”.

Reduce los gastos que no son una obligación.

Ahorra el dinero de los gastos que recortaste.

Te puede interesar: Sectur prevé 2.7 millones de turistas durante próximo fin de semana largo