Gladys, abuela fitness de 69 años arrasa como modelo de lencería

Un nuevo logro sumó Gladys Bravo, conocida como "la abuela fitness", ya que a sus 69 años es una destacada exponente del físicoculturismo.

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Un nuevo logro sumó Gladys Bravo, conocida como “la abuela fitness”, ya que a sus 69 años es una destacada exponente del físicoculturismo.

No obstante, ahora Gladys, originaria de Chile, extendió un poco más sus logros, ya que a su edad tomó una decisión increíble que la ha hecho arrasar en el mundo del modelaje, ya que actualmente se dedica a modelar lencería.

Un nuevo logro sumó Gladys Bravo, conocida como "la abuela fitness", ya que a sus 69 años es una destacada exponente del físicoculturismo.
Un nuevo logro sumó Gladys Bravo, conocida como “la abuela fitness”, ya que a sus 69 años es una destacada exponente del físicoculturismo.

Según la personal trainer, quien entrena desde que tenía 55 años, la decisión se tomó luego de que la marca nacional “Love Lust”, le pidiera ser parte de un catálogo de 25 prendas.

Esto obligó a Gladys a exponer su sensualidad, algo que asegura que no le incomoda, en entrevista con LUN.

“Modelar lencería no me dio pudor, porque en mi perfil también he subido fotos sensuales, en pijama con ropa interior, pero cosas sutiles. Como la que me pidieron también era elegante y sutil, acepté encantada”, contó.

La sesión de fotos duró tres horas, en las que Gladys posó con las prendas que componen el catálogo de la marca, incluyendo calzones, sostenes, pijamas y otros.

“La maravillosa recompensa de la vida como siempre digo, sólo entrega desde tu corazón, y desde la pasión, todo vendrá en el momento perfecto, con las personas precisas”, señaló en su publicación, agregando que “conocí un gran equipo de mujeres maravillosas representantes de @lovelust.cl y sus prendas son realmente increíbles. Me atreví a mostrar otra faceta”. 

Eso sí, la “abuela fitness” asegura que hay diferencias con el ámbito del físicoculturismo profesional.

“En las competencias hay cuatro poses que uno ejecuta frente al jurado para mostrar su musculatura: de frente, perfil derecho, espalda y perfil izquierdo. En el caso de la lencería era más espontáneo, yo posaba como me sentía, a veces en posiciones más sugerentes y sensuales, pero todo con sutileza”, aseveró.

Te puede interesar: En Guanajuato promueven la buena práctica de higiene en los espacios alimentarios este 2022