Turquía gira ordenes de aprehensión contra constructores tras derrumbes por terremoto

La foto de un constructor inmobiliario detenido cuando intentaba huir de Estambul es el símbolo de la indignación en Turquía.

Comparte en:

Frente a la creciente indignación, retratada en la prensa y difundida por las redes sociales, las autoridades de Turquía reaccionaron rápidamente con decenas de detenciones y mandatos de arresto que se multiplican.

La foto de un constructor inmobiliario detenido cuando intentaba huir de Estambul es el símbolo de la indignación en Turquía contra las mafias de la construcción, acusadas por el derrumbe de miles edificios durante el terremoto de hace una semana.

El conjunto residencial “Rönesans” (Renacimiento) construido en Antakya, en el sur de Turquía, tenía ocho plantas y 250 apartamentos. Fue levantado hace diez años e incluso contaba con una piscina.

Presentado como un entorno de lujo, la torre se derrumbó sobre sus habitantes.

Este edificio es uno de los miles que colapsaron tras el sismo de magnitud 7.8 ocurrido el lunes pasado a la madrugada y con un saldo, solamente en Turquía superior a los 30 mil muertos.

Gobierno de Turquía debe responder

Frente a la creciente indignación, retratada en la prensa y difundida por las redes sociales, las autoridades turcas reaccionaron rápidamente con decenas de detenciones y mandatos de arresto que se multiplican.

Este domingo diez personas ya estaban detenidas, entre ellas dos promotores inmobiliarios que intentaron huir a Georgia, mientras 114 están prófugas, anunció el ministro turco de Justicia, Bekir Bozdag.

El destino de la residencia “Rönesans” se convirtió en un caso emblemático de las malas prácticas denunciadas desde hace tiempo.

Irregularidades en las construcciones

Otro caso es el del hotel Isias, en Adiyaman, donde fallecieron 35 miembros de la delegación de voleibol juvenil de Chipre del Norte.

Varios testigos afirmaron a la cadena de televisión NTV que el hotel había sido cerrado debido a “irregularidades” en la construcción, pero que volvió a abrir.

“Quiero que esta gente sea juzgada, son asesinos”, afirmó un familiar de una víctima.

Un testigo contó que vio las paredes romperse como si fuera hojas de papel.

La reacción del gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan -que está en campaña con miras a las elecciones generales del 14 de mayo- no tiene precedentes.

Hasta ahora, los constructores y emprendedores corruptos lograron arreglárselas, pese a las reiteradas alertas de ingenieros y arquitectos reconocidos.

Te puede interesar: Por Año Nuevo Chino desfilan conejos en Guanajuato Capital