Apoyo a Pemex podría reducirse tras salida de AMLO

Uno de los mayores inversores en bonos del mundo está limitando su exposición a la deuda de Pemex.

Comparte en:

Uno de los mayores inversores en bonos del mundo está limitando su exposición a la deuda de Pemex por temor a que el apoyo gubernamental a la paraestatal se agote una vez que el presidente Andrés Manuel López Obrador, amigo del petróleo, deje su cargo.

Pacific Investment Management, que supervisa unos mil 800 millones de dólares en activos, está infraponderada en bonos de la paraestatal y “mantiene exposiciones a plazos relativamente cortos”, según Pramol Dhawan, responsable de deuda de mercados emergentes de la firma.

En una entrevista el miércoles, Dhawan calificó los bonos de “sobreponderados” y dijo que el mercado debería estar preparado para que México reduzca su apoyo a Petróleos Mexicanos luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador deje el cargo en 2024.

“Esta administración fue quizás la más pro-Pemex que probablemente se podría conseguir”, dijo. Los gobiernos subsecuentes “podrían no ser tan amigables con el crédito”.

Pemex está endeudado

Desde que asumió el cargo en 2018, AMLO, como se conoce al presidente, ha recortado la carga tributaria de Pemex, ha inyectado efectivo cuando ha sido necesario e incluso ha flotado la idea de que el gobierno asuma algunas de las obligaciones de la compañía. Él no puede presentarse a las elecciones generales de julio.

El apoyo de AMLO ha ayudado a convertir a la empresa en una de las favoritas entre los compradores de bonos de mercados emergentes, que argumentan que obtienen alrededor de seis puntos porcentuales de las notas de la petrolera más de lo que obtendrían del soberano, por lo que es esencialmente el mismo riesgo de incumplimiento.

Los analistas de JPMorgan Chase & Co han recomendado recientemente a los inversionistas que inviertan en estos bonos, ya que la aversión al riesgo mundial está haciendo mella en los precios. Goldman Sachs dijo que la parte delantera de la curva de Pemex ofrece un punto de entrada atractivo si la volatilidad del mercado disminuye.

La deuda de Pemex ha supuesto para los inversionistas pérdidas del 2 por ciento en el último mes, frente a una rentabilidad media del 0.4 por ciento para los bonos corporativos latinoamericanos, según datos recopilados por Bloomberg.

Dhawan, sin embargo, apuntó a los datos técnicos que, según él, “no son buenos”. La producción se sitúa cerca de un mínimo histórico y, con más de 100 mil millones de dólares en obligaciones, es la petrolera más endeudada del mundo.

Lo que más le preocupa es el próximo gobierno. “Después de las elecciones, los inversionistas estarán muy preocupados”, afirmó.

Te puede interesar: En el IMSS salvan a dos personas con trasplante de corazón en menos de 24 horas