El calor los hace sufrir en Guanajuato

El asfixiante calor que se vive actualmente en el estado de Guanajuato, y sobre todo en León, convierte en un infierno.

Comparte en:

El asfixiante calor que se vive actualmente en el estado de Guanajuato, y sobre todo en León, convierte en un infierno diario a muchas de las colonias de la periferia.

Una de ellas es la Periodistas Mexicanos, popularmente conocida como la Jacinto López.

El pasado miércoles 14 de junio fue el día más caluroso del año, con 39 grados centígrados. Esta información fue proporcionada por la estación meteorológica del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL) Torres Landa a las 15:00 horas.

A lo largo de la semana, las elevadísimas temperaturas han representado serios golpes de calor para todos los leoneses. En la Jacinto López y otras zonas aledañas, como El Recuerdo y Milagros, los problemas relacionados con el calor y el vital líquido son constantes.

Calor infernal

En la primera colonia, el agua suele irse por las noches, y en la segunda, muchos de sus habitantes no tienen servicio de agua y se valen de una toma común.

José Alberto Romo, un hombre de 34 años que actualmente trabaja haciendo suelas en su casa, explica:

“Este calorón es insoportable. Más aquí en la Jacinto López, que estamos en el cerro y muchas calles no están pavimentadas. En la tarde, quienes podemos mejor no salimos, pero los vendedores que tienen que salir a ofrecer su producto la pasan fatal. Uno no se puede ganar el pan con este calor tan espantoso”.

El intenso calor produce muchos problemas para la gente de la Jacinto López: en primer lugar, está el constante agotamiento. En segundo, la basura que se acumula y despide un molesto hedor. La situación no es diferente a muchas otras colonias de León, donde escasean los árboles y las temperaturas son cada vez más asfixiantes.

Karla Gómez Ruiz, quien tiene una tienda de abarrotes, es de las muchas personas que soportan el calor en su colonia: “lo único bueno es que nos compran muchos refrescos y aguas, pero la gente nos llega sudando y desmayándose. El miércoles de plano tuve que cerrar, porque no había un solo cliente y aparte ya no aguantaba. El ventilador ya ni siquiera nos sirve para nada”.

Te puede interesar: Calzado chino afecta a zapateros de Guanajuato