Roberto, sobre su espalda, lleva a las personas de su comunidad enfermas de Covid-19 al hospital (video)

Roberto, sobre su espalda, lleva a las personas de su comunidad enfermas de Covid-19 al hospital

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Enclavada en la sierra otomí de Hidalgo se encuentra la comunidad de San Bartolo Tutotepec. Hasta ese lugar no pueden acceder los vehículos. Roberto Castro, taxista de oficio, consciente de ello, tan solo piensa en ayudar a las personas que más lo necesitan.

Roberto decidió amarrarse una silla en la espalda para llevar a los enfermos de Covid-19 desde su comunidad hasta los centros de salud de la zona o a cualquier hospital. Fue así que este hombre de 42 años de edad inició con esta noble labor, cuando un joven llegó a la base de taxis a pedir un servicio urgente para llevar a su mamá, una persona de la tercera edad, desde la comunidad de El Candeje al Hospital Regional Otomí-Tepehua.

El taxi de Roberto no pudo pasar por el sinuoso camino hacia El Candeje, por ello es que decidió seguir a pie con el muchacho para llegar a la casa de la anciana y ponerse una silla para cargarla sobre sus hombros para llevarla al doctor.

TE PUEDE INTERESAR: Por ladrona le dan su tratamiento de pegamento 850 en el cabello (video)

“Amarramos [con un rebozo azul] a la señora a la silla [del estómago] con mucho cuidado pues tenía mucho dolor y así nos la trajimos hasta el taxi. Cuando me cansaba, el hijo de la señora me ayudaba”.

Roberto no acepta pago por su servicio

Posteriormente, comenzó a ofrecer esta clase de servicio todos los días, en cualquier momento, en cualquier horario y de forma gratuita con la finalidad de apoyar a las personas que más lo necesitan.

TE PUEDE INTERESAR: Niño se dispara en la cabeza mientras tomaba clases virtuales

“Yo cuando los llevo al hospital y me sacan el billetito para pagarme les digo: ‘no señores, usen el dinero para ayudar a su enfermo, para comprarse un juguito o una agüita. mí no me paguen, mejor ocupa ese dinerito para los medicamentos, para un taco o para lo que se ofrezca’, hay que ser solidarios”.

Video de Roberto y su noble labor: