IMSS recomienda cambiar de cubrebocas cada ¡4 horas!

Las autoridades sanitarias del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) han señalado que es importante cambiar el cubrebocas cada cuatro horas para evitar contagios.

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Las autoridades sanitarias del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) han señalado que es importante cambiar el cubrebocas cada cuatro horas para evitar contagios.

Fue la maestra María Isabel López López de la Coordinación Técnica de Enfermería del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) quien primero indicó que el cubrebocas es una herramienta de protección personal y también para quienes conviven con nosotros.

De acuerdo a ella, en un comunicado del IMSS, es un importante elemento para reducir los riesgos de contagiarse de COVID-19 en espacios públicos, la oficina o lugar de trabajo, y hasta adentro de nuestras casas.

Además, agregó, ayuda a proteger a personas que tienen alguna comorbilidad, quienes son más vulnerables al coronavirus.

La funcionaria del IMSS recordó que el cubrebocas debe utilizarse correctamente, cubriendo nariz y boca y cambiarlo una vez que pierda su efectividad cada cuatro horas.

La jefa de Área en la Coordinación Técnica de Enfermería indicó que es recomendable que el cubrebocas tricapa se cambie cada cuatro horas, cuando ya está húmedo. Mientras que con los N95 y KN95, explicó que pueden servir para todo un día de trabajo.

Igualmente, recomendó que los menores de edad que van a la escuela o a guarderías tienen que usar cubrebocas como una medida para evitar contagios de COVID-19.

“Con el cubrebocas podemos respirar, sin el cubrebocas existe el riesgo de que algunas personas lleguen a requerir el uso desde, unas puntas nasales, una mascarilla de oxígeno e incluso requerir de un ventilador artificial para poder respirar”, comentó finalmente.

Te puede interesar: En un cajero automático, hijo sin entrañas abandona a su madre de 80 años