¿México qué le compra y le vende a Rusia?

La relación comercial entre México y Rusia no es la gran cosa.

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

En términos puramente numéricos, la relación comercial entre México y Rusia no es la gran cosa. El flujo que mantienen ambos países no representa ni siquiera 0.5 por ciento de las exportaciones ni de las importaciones totales mexicanas, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

El principal producto exportado por México hacia Rusia son las autopartes, que representaron ventas por 57 millones de dólares (mdd) al tercer trimestre de 2021. En comparación, las exportaciones a Estados Unidos de autopartes y componentes para vehículos se cuentan en las decenas de miles de dólares.

México envía a los rusos teléfonos fijos y móviles, los cuales representaron 33.88 mdd en exportaciones entre enero y octubre del año pasado. Sin embargo, el monto es menos de 1 por ciento de las ventas mexicanas de este tipo de productos.

El resto de las exportaciones a Rusia incluyen desperdicios de cobre (10.65 mdd), vehículos turísticos para transporte de pasajeros (4.20 mdd) y partes de maquinaria (3.56 mdd), ninguno de los cuales representa ingresos significativos para el país.

El panorama cambia, sin embargo, del lado de las importaciones. Rusia es el principal proveedor de fertilizantes -ya sean nitrogenados o con componentes de fósforo, potasio y nitrógeno- del país.

Entre 25 y 30 por ciento de los abonos que México importa son de origen ruso. Los otros grandes proveedores son China, Indonesia y Chile.

Los fertilizantes son insumos básicos para la producción agrícola. Sus precios se dispararon en el mercado nacional e internacional en 2021 debido a los aumentos en los precios del petróleo y la baja disponibilidad. Expertos estiman que las importaciones cayeron alrededor de 30 por ciento el año pasado.

Si el fertilizante se encarece, también la producción agrícola y pecuaria, que a su vez encarece los alimentos, que ya cargan su propia crisis inflacionaria.

Al cierre del tercer trimestre de 2021, el principal producto ruso importado por México fueron los laminados de acero o hierro sin alear (674 mdd), cuyos principales proveedores para el país son EU, Corea del Sur y Japón.

El segundo producto ruso que más se compró fue el aluminio (248 mdd), que México suele comprar sobre todo a EU y a Canadá.

El gobierno mexicano se rehusó a imponer sanciones económicas sobre Rusia por su invasión a Ucrania, yendo a contracorriente de sus principales socios comerciales. El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) justificó la decisión alegando que “queremos mantener buenas relaciones con todos los gobiernos del mundo y queremos estar en condiciones de poder hablar con las partes en conflicto”.

Te puede interesar: Pueblos mágicos, Cerveza, vino y cocina en Parque Guanajuato Bicentenario en 2022