Lamenta AMLO venta de niñas en Guerrero y culpa a los “conservadores” de magnificar este problema

Andrés Manuel López Obrador lamentó que en La Montaña de Guerrero continúe la venta de niñas para matrimonio

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

Sin ofrecer alternativas al problema, el presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó que en La Montaña de Guerrero continúe la venta de niñas para matrimonio, pero aclaró que la trata no es exclusiva de algunas regiones indígenas sino también de estratos altos.

Al pedirle que fijara su posición frente a la costumbres de comprar niñas y adolescentes con algunas cantidades ridículas como si fueran animales, dijo que su gobierno trabaja todos los días para combatir estas prácticas que dañan la dignidad de niñas y adolescentes.

Sin embargo, se le cuestionó que a la fecha no ha sido detenido ningún hombre que haya incurrido en la compra de niñas y adolescentes con el pago que se entrega el mismo día de la boda y que se dedica a la compra de bebidas que se consumen ese mismo día.

Rechazó que la venta de niña se pueda atribuir a los usos y costumbres de los pueblos de la montaña en Guerrero, pues dijo que las tradiciones de los pueblos originarios se basan en principios y valores humanos como el amor al prójimo, la solidaridad y la protección de la naturaleza.

Mencionó por ejemplo el caso de 417 pueblos de Oaxaca donde se gobiernan por usos y costumbres, donde los presidentes municipales no cobran un sueldo y se hacen obras por cuenta de la comunidad.

“Desgraciadamente, estos casos se dan en todos los estratos, todas las clases sociales, nada más que arriba cuando se dan estos casos se ocultan, ¿o tú crees que esto no se da arriba?, la trata, ¿no hay arriba?, claro que sí, nada más que a mí no me corresponde hacer la investigación”.

Durante la conferencia de prensa en Palacio Nacional indicó que estos temas suelen ventilarlos sus opositores para estigmatizar a los pueblos indígenas, una visión que ha perdurado desde la llegada de los conquistadores españoles.

El jefe del Ejecutivo dijo que desde hace siglos los conservadores han calificado a los pueblos originarios como flojos, malos y bárbaros, pero su gobierno va a seguir considerando al pueblo sabio y bueno, pero no sugirió medidas concretas para evitar esta práctica.

Aunque se le cuestionó que en la Montaña de Guerrero han sido vendidas casi el 40% de las niñas que no han tenido ni su primera menstruación, pidió no estigmatizar a las comunidades indígenas pues lo que ocurre en La Montaña es la excepción, no la regla.

Aunque se le cuestionó sobre las mujeres que se han organizado para defender a las niñas y adolescentes de la violencia a la que son sometidas por sus compradores y las alojan en casas en las que no cuentan con presupuesto, no dijo nada sobre apoyarlas.

“Se está haciendo una transformación, se está impulsando una nueva corriente de valores espirituales y esto es parte de un proceso que se llevará tiempo, pero la transformación ya se inició para que esto no suceda y no se trata de usos y costumbres”, concluyó.

Te puede interesar: Acusan a Ricardo Anaya de entregar petróleo mexicano a extranjeros por medio de Reforma energética